Historia del vestido de novia

Historia vestido de noviaEn la cultura occidental el vestido de la novia es tradicionalmente de color blanco, aunque a veces se utilizan colores marfil o achampanados. Una de las razones por las que el blanco es el color que viste a la novia es porque se hizo popular en 1840 cuando la reina Victoria (tatarabuela de Isabel II, actual reina de Inglaterra) eligió para su boda un vestido de color blanco. La fotografía oficial del retrato de boda fue extensamente difundida y muchas novias optaron por un vestido similar en honor a esa elección. Antes de eso las novias se podían casar de cualquier color excepto negro (el color propio del luto) o rojo (que estaba relacionado con la prostitución).

Al otorgarle un significado a los distintos colores, el vestido blanco pasó a simbolizar la pureza del corazón, la inocencia y, más recientemente, la virginidad. Originariamente, el azul era el color el que se relacionaba con la pureza, tal vez sea ese el motivo  por el que, a pesar de que las novias visten de blanco, suelen llevar algún elemento azul escondido.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *